Jackie Rueda https://www.jackierueda.com Jackie Rueda Photography, cursos de fotografía, Atelier, Fine art photography Tue, 19 Jan 2021 14:00:44 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.7.4 El broche de oro de un año infame https://www.jackierueda.com/navidad-2020/ https://www.jackierueda.com/navidad-2020/#comments Fri, 15 Jan 2021 22:19:44 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=71709 El 2020 fue el año en que las personas aprendieron a hacer pan, leyeron docenas de libros, escucharon óperas enteras por primera vez, emprendieron nuevos hobbies, tuvieron reuniones en zoom...

La entrada El broche de oro de un año infame aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
El 2020 fue el año en que las personas aprendieron a hacer pan, leyeron docenas de libros, escucharon óperas enteras por primera vez, emprendieron nuevos hobbies, tuvieron reuniones en zoom con amigos y familia a diario, aprendieron otro idioma con una app, reorganizaron las casas de arriba a abajo, bailaron en Tik Tok, vieron todo Netflix, HBO y Amazon Prime, fueron maestros de sus hijos y expertos en teletrabajo. Yo, en cambio, en todo el año logré solo hacer un post en este blog.
.

Mi bella Montreal en esta Navidad

.
No solo fue un año lleno de calamidades personales y colectivas. También fue el año con menos tiempo libre de mi vida. Es bonito cuando veo a las personas haciendo un balance positivo del 2020, pero yo lo transité como el soldado de la película 1917: escapando de las bombas en una sola secuencia interminable. Y trabajé como LOCA. Por eso, cuando el 22 de diciembre me tomé un par de semanas de descanso fueron de descanso: huelga total de revisar emails y mensajes. Mi salud mental lo necesitaba mucho y la Navidad es como perfecta para eso. Pasé estos días en mi casa, con hijas y marido, estrenando gatito, comiendo salvajemente como si la comida se fuera a acabar, viendo películas y disfrutando del delicioso arte de perder el tiempo. El lujo más lujoso de todos.
.

Stevie es el mejor regalo de Navidad del mundo. Lo adoptamos el 6 de diciembre.

 

Durante mi “vacaciones” (qué raro es usar esa palabra sin viajar) di dos o tres paseos bonitos, pero más que nada estuve vegetando. Solo asomé la cabeza a Instagram para publicar mis fotos de Navidad, pero, sobre todo, para ver las del reto de La Vuelta al Mundo, que fueron un absoluto sueño.
.

.
.
Muchísimas gracias a todas las personas que compartieron sus fotos durante Navidad. Esperamos a que los españoles celebraran el Día de Reyes, así que tuvimos muchos días de ver fotos lindas y entrañables. Este año hubo más fotos de objetos y alimentos que de las calles y las celebraciones. Obviamente. Y creo que eso sirvió para que la gente pusiera tiempo y esmero en crear imágenes perfectamente cuidadas y llenas de detalles. Hubo docenas y docenas de fotos que me enamoraron y me inspiraron. ¡Felicidades de todo corazón! En el mosaico solo hay cincuenta fotos, pero podría haber llenado un kilómetro de blog con mis favoritas.

Espero que nuestro hashtag #juegovueltaalmundo haya servido para conocerse entre sí, darse algo de feedback y tomar inspiración. Esta es una comunidad adorable Al final del post les dejo el nuevo reto fotográfico para no apagar los motores creativos.

.

Créditos del mosaico

@laugrariglio @whatevabakes @loftandtable @teresalbb @bonjourmagique @arvellana @carolinarts @lote93 @miradailustrada @apropositodemi @cuentosculinarios @holalilu @carmenrprp @anadeharop @carmen.creative @juliadavilalampe @_daniela_photo @elcuartob @lili.ana.t @squitx13 @momentscollector @bemsphotography @alnortedelnorte @lapomalaca16 @lei.blo @demadb @retrocamera_bylesliepp @pititblum @ladyemmas @myhappymoments.design @elplegatin_manuela @silviadelgado.escritora @katty.personal @ana.porello

.

TEMA DE ENERO Y FEBRERO 2021

En muchas regiones del mundo estamos de nuevo en confinamiento, estado de emergencia, toque de queda. Desde hace casi un año nuestras casas han sido nuestro universo y parece que seguiremos así por algún tiempo. Hagamos entonces un homenaje a nuestros rincones personales: tu sitio de leer, tu cocina, tu balconcito, tu mesa, ese sofá que te acurruca, todo lo que llamas hogar y te da confort. Tienes hasta el fin de febrero para hacer un ensayo fotográfico de tu espacio personal y compartirlo con nosotros en Instagram con el hashtag #juegovueltaalmundo.  Para saber más de La Vuelta al Mundo, haz click aquí.

.

.

La entrada El broche de oro de un año infame aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/navidad-2020/feed/ 10
El viaje no-viaje https://www.jackierueda.com/viaje-no-viaje/ https://www.jackierueda.com/viaje-no-viaje/#comments Wed, 19 Aug 2020 22:00:43 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=67026 Buscarle el lado bueno a las situaciones malas siempre me ha parecido cursi. A mí déjenme revolcarme en mi miseria. Cuando estoy sumida en mis lamentos y alguien me dice “Pero...

La entrada El viaje no-viaje aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Buscarle el lado bueno a las situaciones malas siempre me ha parecido cursi. A mí déjenme revolcarme en mi miseria. Cuando estoy sumida en mis lamentos y alguien me dice “Pero búscale el lado positivo” me dan ganas de cometer un crimen. En ese instante soy un peligro. Dicho esto, acabo de encontrarle un lado sumamente positivo a la porquería que es no haber viajado este verano.

Después de siete meses siendo de la porción de la población terrestre que trabajó millón de horas al día durante la pandemia, decidimos tomarnos unas vacaciones. Fueron cinco días. Iban a ser seis, pero hubo tormenta. Usé el día de la tormenta para comprar una lámpara que llevaba meses queriendo. Y la compré a mitad de precio porque tiene un defecto que mis ojos no pueden detectar.
.

.
Aunque han bajado mucho los casos, todavía no estamos cómodos con la idea de hoteles y restaurantes. Por eso planificamos ir a destinos lindos a no más de dos horas de Montreal, regresando cada noche a dormir en nuestra casa. Llenamos la cesta de picnic de comida y nos lanzamos un tour de lagos. Así fue como descubrimos, totalmente por accidente, la que ahora es mi playa favorita de agua dulce: Lac des Sables (fotos de arriba). Es bastante remota, se llega por carretera de tierra, no hay Internet, entonces tienes que entretenerte como en la antigüedad: conversando con otros seres humanos, nadando, leyendo y explorando. Valeria está haciendo un herbario así que recogió muchos especímenes botánicos y los identificó con un libro que compró en una tienda de segunda mano. La brisa suave tenía esa temperatura perfecta que hace que sientas que te están acariciando. La banda sonora era el chapoteo, las ramas de pinos moviéndose y niñitos jugando en francés. Sentí que me lavaban la mente con suavizante y la dejaban libre de mortificaciones. No lejos de este lago hay arroyos y cascadas con mesas de picnic teatralmente ubicadas. Nadie le gana a Canadá en colocación de mesas de picnic. A donde lances una piedra hay una mesa de madera completamente cinematográfica.
.

Todas las fotos de este post son de mi iPhone.

.
El día de Rawdon fue inolvidable. Protestamos cuando nos cobraron $12 por persona para mirar la cascada Dorwin, que está ahí desde que Canadá existe. Pero con ese ticket puedes ir a tres sitios preciosos y les exprimimos las posibilidades hasta la última gota. Comimos bajo los pinos, amamos desenfrenadamente la cascada y, cuando nos dio mucho calor, nos fuimos a nadar a la pequeña playa municipal. El mejor chapuzón del verano. Agua cristalina con pececitos y temperatura perfecta, canoas y kayaks de colores navegando alrededor.
.

.
Terminamos ese día glorioso en el Parc des Cascades, un sitio épico al que llegamos con la luz dorada del final de la tarde. Canadá tiene sorpresas en cada curva. Rawdon, I love you.
.

Las rocas inclinadas forman pozos cristalinos. La zona es inmensa, este es solo un pedacito.

.
Otro día fuimos a hacer una caminata en la reserva natural Gault en el Mont Saint-Hilaire. Valeria se dedicó a fotografiar champiñones en el bosque y eso hizo que el sendero fuera emocionante porque íbamos con la mirada alerta, dando saltos de emoción con cada hallazgo.  Los chipmunks correteaban, los robles se mecían con el viento. Un paseo muy Blancanieves. En el pueblo hay muchos huertos de manzanas y compramos sidra y mermelada.
.


.
Pasamos la tarde en Chambly. El verano pasado vinimos a este pueblo con mis padres y había un festival de verano. Una banda de rock tocaba en la calle, hicimos una degustación de cervezas artesanales mientras veíamos pasar un desfile de carros Ferrari que brillaban rojísimos bajo el sol, comimos helados y visitamos el museo histórico del fuerte. Lo único igual esta vez fue el sol. Menos fiesta y más máscaras y desinfectante, pero igual de bonito.
.

.
La pandemia no es la única culpable de que no hayamos viajado este verano. Ya habíamos decidido no hacerlo porque no queremos dejar a Harry. Si eres nuevo en mi blog, Harry es nuestro gato de 18 años que no está esplendoroso de salud y que tiene ansiedad y se pone flaquito cuando lo dejamos solo. Hemos trabajado duro para hacerlo engordar un kilo. Mientras Harry esté con nosotros no me veo largándome a vivir una aventura. Gracias a eso conocí lugares de ensueño muy cerca de mi propia casa, me relajé al infinito, hice picnics (mi pasión en la vida) y leí un libro precioso*. Resulta que ese, amigos, es el famoso lado positivo.

 

¿Cuál es tu comida favorita para llevar a un picnic?.  Nosotros solemos llevar pollo empanizado, varias ensaladas vegetarianas de las que viajan bien, brownies, quesos, quiches, pisto de atún, algo delicioso de charcutería, baguettes, fruta… No todo el mismo día, claro. Necesito nuevas ideas e inspiración. Hace unos años dejamos de usar utensilios desechables. Tenemos siempre lista la cesta con todo para no buscar por la casa si de pronto nos dan ganas de salir de picnic. Después de comer, metemos todo lo sucio en una bolsa, lo lavamos al llegar a la casa y regresa a la cesta para la próxima vez. También llevamos sillas de camping, mantas, toallas, binóculares y un termo de agua para no comprar botellas plásticas.

.
.

*El libro es “Please look after mom” de Kyung-sook Shin. En español se llama “Por favor, cuida de mamá”.
Nota: A Harry nunca lo dejamos “solo”. Lo acompañan nuestros otros gatos Opal y Minuit y tenemos una cuidadora amorosa que viene cada día a atenderlos y nos manda videos y fotos. Pero no es lo mismo

.
.

La entrada El viaje no-viaje aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/viaje-no-viaje/feed/ 60
¿Quién quiere ver fotos de Navidad en enero? https://www.jackierueda.com/navidad-lvm-2019/ https://www.jackierueda.com/navidad-lvm-2019/#comments Thu, 23 Jan 2020 01:59:35 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=57359 Hola blog. Hola mundo. Hola lectores ♥ Siento que estuve en otro planeta y volví a La Tierra. O que estaba en un trance psicodélico. O en una siesta profunda...

La entrada ¿Quién quiere ver fotos de Navidad en enero? aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Hola blog. Hola mundo. Hola lectores
Siento que estuve en otro planeta y volví a La Tierra. O que estaba en un trance psicodélico. O en una siesta profunda de esas en las que tienes sueños con tramas complejas. Pero en realidad solo estaba de viaje, lo que pasa es que Japón para mí es otro planeta, un trance psicodélico y un sueño con trama. Aterricé de cabeza en mil asuntos urgentes, llena de jetlag y de sobrecarga sensorial. Y lo primero que hice fue mirar las fotos de La Vuelta al Mundo. ¿Quién quiere ver fotos de Navidad en enero? Nosotros. Obviamente. Primero porque son muy bellas y segundo porque pasé tres días enteros revisándolas todas (cientos), seleccionando (muy difícil), haciendo capturas de pantalla, recortando y armando estos collages. Es una tarea artesano-medieval, pero la hago con tanto amor (y tanta música) que es fascinante. Había prometido elegir la mejor foto y en realidad elegí el mejor conjunto de fotos. Carmen, da gusto tu trabajo.
.
@carmenrprp

.
¡Carmen hizo una serie tan esmerada, delicada, festiva y hermosa! Me la imagino disfrutando un montón en su casa mientras concebía cada foto y la hacía realidad. Es una belleza. En años anteriores mis fotos favoritas han sido urbanas o de gente, pero esta vez me enamoré especialmente de estas producciones editoriales que combinan estilismo, objetos lindos, imaginación y técnica.  Se podría pensar que hacer fotos en casa es más fácil que salir a capturar momentos, pero en realidad es muy difícil y sé todo lo que implica. Quiero mostrarles otros grupos de fotos divinas, Busquen a estas fotógrafas en Instagram, cada una tiene su propio estilo:
.
@artvellana

.
.
@sracricket

.
.
@objetivodmaria

.
Amo con frenesí el torrente de fotos navideñas que llegaron a Instagram con el hashtag #juegoLVM. Gracias, gracias, gracias por participar. Espero que tomar fotos les haya hecho disfrutar más de diciembre, que hayan mirado con ojos más alerta y que esas imágenes les dejen el saborcito dulce de la Navidad forever. Por mi parte, sepan que mi existencia es mil años luz mejor al ver cada foto de la mesa, la comida, los arbolitos, los niños, los regalos, las luces de la ciudad y, sobre todo, de personajes como estos:
.

.
Perdonen que no ponga crédito a cada foto, pero son demasiadas, es muy difícil. Pueden visitar el hasgtag #juegoLVM en Instagram para verlas toditas. Es bellísimo tener una ventana a la Navidad de tanta gente en tantos lugares del mundo. Ustedes son FABULOUS
.

.

¿Ves ese pino rosado en la primera fila del último mosaico? ¡Lo pintó @rochilanu con spray! Eso inspiró nuestro próximo tema fotográfico (gracias Rochi) : en febrero nuestro tema para dar La Vuelta al Mundo en fotos va a ser el color rosa porque quiero ver la vida de ese color. I need it. A partir del día 1 comparte en Instagram tus fotos rosadas con #juegoLVM. 

.
.
.

La entrada ¿Quién quiere ver fotos de Navidad en enero? aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/navidad-lvm-2019/feed/ 19
Diciembre en nuestra casa https://www.jackierueda.com/diciembre-en-nuestra-casa/ https://www.jackierueda.com/diciembre-en-nuestra-casa/#comments Mon, 23 Dec 2019 14:00:16 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=56760 Este mes tuvimos una filtración en el techo del comedor (que es nuevo) y tuvieron que abrir un gran agujero que está provisionalmente cubierto con plástico hasta la primavera. También...

La entrada Diciembre en nuestra casa aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Este mes tuvimos una filtración en el techo del comedor (que es nuevo) y tuvieron que abrir un gran agujero que está provisionalmente cubierto con plástico hasta la primavera. También tuvimos una falla eléctrica que dejó sin luz a varias paredes de los cuatro niveles de la casa, incluyendo mi oficina, mi baño y toda la cocina. Los aparatos funcionaban, pero no las lámparas. Conectamos extensiones por todos lados para poder ver después de las 4:00 pm, cuando anochece. Me duchaba medievalmente alumbrada por un candelabro. Lindo. Hubo que ir revisando mil sitios para encontrar que un cablecito miserable de la lámpara del garaje era el culpable de todo. A ese apocalípsis sumémosle que tuve un trabajo abominable todo el mes, Marianne se fue de viaje y Valeria estaba enloquecida con exámenes finales. Estuve a punto de decretar la No-Navidad, pero para eso tendría que volver a nacer. Fuimos a la cabaña del jardín, de las ocho cajas de decoraciones que guardamos sacamos dos, compramos un pino pequeño y le dimos a diciembre la magia que nos hacía falta.
.

.
Por alguna razón parece que el pino es grande, pero es la mitad del tamaño de siempre. Tiene el mejor olor del mundo. ¿Otro olor celestial? En la cocina tenemos una estación de chocolate caliente. No comemos dulces casi nunca, pero la Navidad no es tiempo de autocontrol y menos cuando tu casa parece la escena de un crimen. Valeria saca esa taza de oso polar horrorosa cada año como un gran acontecimiento. La ama. También ama el panettone sin gluten que encontramos por primera vez. Las tiendas italianas son épicas en cosas deliciosas sin gluten: gnocchi, pastas bonitas, biscotti, panettone, toda clase de galletas increíbles, masas para pizza, les doy las gracias de todo corazón por hacer que Valeria no se sienta a dieta perpetua.


.
Si me sigues en Instagram quizás leiste sobre mi zona de envolver regalos. Y digo quizás porque Instagram solo muestra nuestras fotos al 10% de esa comunidad linda que con tanto esmero hemos reunido (insertar odio profundo). El caso es que Marianne cumplió mi  anhelo más visceral: tener por fin las tijeras a la vista. Y el papel, y las cintas y todo. Encontró ese sistema de Ikea, reclutó la ayuda de mi papá para la instalación y lo puso en el antiguo cuarto de juegos, que ahora es mitad gimnasio, mitad taller de arte. Es la primera Navidad en que no compro la misma cinta repetida trescientas veces. Todo está tan organizadito que quiero llorar de la felicidad. Es increíble como el orden te dispara la calidad de vida al cielo.
.

.
Y si te perdiste en Instagram el tour por mi árbol de Navidad, no te has salvado. Aunque no lo pediste, ni te puede importar menos, te presento algunos de nuestros adornos favoritos. Parecen de una casa donde hay bebés, pero son de una casa donde viven cuatro adultos con edad mental colectiva de tres años.
.

.
Me voy que tengo que hacer las maletas ya porque luego quiero pasar la Navidad más tranquila del mundo. Nuestro plan del 24 es ir en la mañana a un pequeño zoo cerca de mi casa que rescata animales del bosque canadiense que necesitan ayuda y luego los regresa a su hábitat. Es bellísimo cuando está nevado y lo tenemos para nosotros solos. Tiene renos, ciervitos, zorros árticos y muchos más. Siempre hay un juego fotográfico. Un año había que fotografiar cinco cosas específicas y al ganador le dejaban darle el desayuno a los animales. Este año hay que encontrar tres gnomos escondidos. Luego cenaremos fondue de queso en pijama barriendo toda tradición. Esta Nochebuena no tendremos invitados.  Nuestro plan del 25 es regalos, juegos de mesa, quitarnos el pijama e ir al cine. El 26 ¡a cruzar el Pacífico! Sigue mis stories en Instagram para que me acompañes.

Te deseo la Navidad más linda de la vida, sin cortocircuitos ni huecos en el techo 
.

Comparte con nosotros tus fotos de Navidad en Instagram con el hashtag #juegolvm. Tienes hasta el 10 de enero. Luego vamos a elegir tres fotos muy lindas para regalarle certificados de la escuela. La Vuelta al Mundo este diciembre solo está en Instagram, ¡así que no nos busques en Flickr!

.
.

La entrada Diciembre en nuestra casa aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/diciembre-en-nuestra-casa/feed/ 11
Photowalk de Navidad en Montreal https://www.jackierueda.com/photowalk-de-navidad-en-montreal/ https://www.jackierueda.com/photowalk-de-navidad-en-montreal/#comments Fri, 20 Dec 2019 14:05:58 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=56695 . No he pasado diciembre paseando idílicamente por la ciudad admirando las lucecitas y los copos de nieve. Más bien he pasado el mes mirando la computadora, trabajando en el...

La entrada Photowalk de Navidad en Montreal aparece primero en Jackie Rueda.

]]>

.
No he pasado diciembre paseando idílicamente por la ciudad admirando las lucecitas y los copos de nieve. Más bien he pasado el mes mirando la computadora, trabajando en el estudio y confortándome a mí misma con la noción de que en unos días me voy a ir muy lejos, a donde el trabajo no pueda encontrarme. Pero sí aparté algunos momentos mágicos para que la Navidad no se me diluya, porque la espero todo el año, la amo con cada núcleo de mis células. Frente a mi escritorio hay una pizarra blanca donde escribí mi bucket list de este mes. Solo muevo un pelín los párpados y veo la lista:
.

-Poner el árbol de Navidad en familia
-Hornear dulces con Valeria 
-Día con Marianne (brunch, museo, cine, cena).
-Ir al cine cinco veces. 
-Salir a comer fondue de chocolate (¿después del cine?)
-Hacer hallacas en familia (no me voy a fustigar si no podemos).
-Noche de juegos de mesa escuchando rock viejo.
-Photowalk de Navidad
-Ir al zoo el 24 por la mañana.

.
Normalmente mi Navidad incluye una fiesta inmensa en mi casa, varias cenas con amigos, una cantidad vergonzosa de compras, mil horas de envolver regalos porque soy una salvaje, una decoración a todo dar, es decir, un maratón de frenesí. Este año seré muy feliz si solo cumplo con mi lista, porque esas cosas que ves ahí son las que legítimamente tenemos ganas (y las energías) de hacer. Algunas ya las hicimos, de hecho. Por ejemplo, la caminata fotográfica de Navidad por nuestra helada, querida y mimada Montreal. No había nieve, lo cual es honestamente traumático. Las fotos nevadas de este post fueron hechas antes. Que no haya nieve navideña en Montreal es el apocalipsis.
.

.
La fila de árboles es en McGill College Avenue. Ese pedazo de calle me gusta mucho porque aquí queda una librería gigante que se llama Indigo donde he pasado más horas de las que me creerías. Cada ida mía a downtown termina ahí, sentadita tomándome un hazelnut chai latte en el pequeño café del segundo piso hojeando un libro.
.

.
La plaza Jacques Cartier (arriba) siempre tiene alguna actividad bonita como cantantes tradicionales y kioscos donde venden spiced hot apple cider que te calienta las manos y el alma. Cerca de aquí queda una iglesia donde hay conciertos corales gratis todos los fines de semana de diciembre a la una de la tarde. No soy católica, pero he ido muchas veces porque es precioso y me pone blandita. Si cantan algo de España, lloro. Si cantan algo de Venezuela me sacan en ambulancia.
.

.
Esta es la Place d’Armes (arriba). Estuve feliz de no ver carrozas tiradas por los pobres caballos. No sé si ya las prohibieron o es que no estaban porque hacía muchísimo viento. Al llegar a Montreal me parecían muy pintorescas y muy “de película”. Hoy me trituran el corazón esos caballitos.
.

.
Venimos casi todos los diciembres a cenar en la calle Saint-Paul a un restaurant italiano muy acogedor en Navidad, lleno de lucecitas y ramas de pino. Y tienen buena pasta sin gluten para Valeria, un plus total. Si te parece que en las fotos se ve muy poca gente, es por el viento inhumano combinado con mucho frío. No es el escenario ideal. Era domingo tipo 4:00pm así que no es normal tener los sitios para nosotros solos. Los restaurantes y las tiendas estaban llenísimos de gente, eso sí.

Al momento de escribir este post tenemos de nuevo la ciudad blanca, pero no salí a hacer lindas fotos típicas de Montreal nevada porque la sensación térmica hoy es -33 y tengo instinto de supervivencia.

Espero que puedas salir a dar un paseo festivo por tu ciudad  
El lunes te voy a mostrar la Navidad en mi casa.
Gracias por hacer un huequito para leerme.
.

Comparte con nosotros tus fotos de Navidad en Instagram con el hashtag #juegolvm. Tienes hasta el 10 de enero. Luego vamos a elegir tres fotos muy lindas para regalarle certificados de la escuela. La Vuelta al Mundo este diciembre solo está en Instagram, ¡así que no nos busques en Flickr!

.
.
.

La entrada Photowalk de Navidad en Montreal aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/photowalk-de-navidad-en-montreal/feed/ 16
Photowalk blandito en McGill University https://www.jackierueda.com/photowalk-mcgill-university/ https://www.jackierueda.com/photowalk-mcgill-university/#comments Thu, 07 Nov 2019 15:00:05 +0000 https://www.jackierueda.com/photowalk-westmount-ha-nacido-una-serie-copy/ Al día siguiente de llegar a Canadá con dos niñas, un gato y tres maletas, dimos un paseo de reconocimiento. Me mudé a vivir a una ciudad que jamás antes...

La entrada Photowalk blandito en McGill University aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Al día siguiente de llegar a Canadá con dos niñas, un gato y tres maletas, dimos un paseo de reconocimiento. Me mudé a vivir a una ciudad que jamás antes había visto y eso se llama fe ciega (no lo recomiendo porque el efecto secundario se llama depresión clínica). Entonces, Lau (marido), que llevaba varias semanas aquí, nos llevó a dar una vuelta para conocer Montreal. Uno de los sitios que nos mostró ese día fue McGill University.

Recuerdo haber estado en el medio del campus mirando a mis hijas de siete y diez años y pensar: ellas van a estudiar aquí. No fue un decreto. Fue más bien como un anhelo de los que te quitan un poquito el aliento. McGill es la mejor y  yo me despedí de todo mi mundo para ser un cero a la izquierda en Montreal con la idea de que mis hijas tuvieran lo mejor. A partir de ahí, Lau y yo remamos como locos con todas nuestras fuerzas para darle literalmente lo mejor a las pichurras en materia académica. Y hoy ambas están en McGill University, lo que me hace sumamente happy. La fantasía de una fresh immigrant hecha realidad.
.

.
Hace poco estuve ahí investigando para nuestro nuevo curso Playroom ¡y la universidad se veía tan locamente bella con los colores de octubre! Me quedé dando vueltas tipo turista, incrédula todavía de que mis hijas tengan la suerte de pasar el día en un lugar así. Mi época universitaria fue la mejor de mi vida. Adoro que la de mis hijas tenga este escenario. La visita se convirtió en photowalk. Todas las fotos son del iPhone paleolítico.
.

.
En la foto de arriba/izquierda está ese edificio gótico que alberga la biblioteca de estudios islámicos. Foto del medio: hay construcción y por eso han hecho estos senderitos con barandas de madera. Me parecieron muy lindos y me da lástima que sean provisionales. En la foto de la derecha puedes ver la universidad insertada en pleno downtown. Tenemos un pequeño apartamento muy cerca de ahí donde mis hijas viven en semana. Valeria estudia ciencias políticas e historia. Marianne está en el postgrado de psicología clínica.
.

.
Ese castillo de la izquierda era el antiguo hospital universitario. Está en lo más alto de la colina y tiene una vista extraordinaria. Me la sé de memoria porque una vez estuve ocho días vegetando ahí. Ahora lo están remodelando para convertirlo en aulas. En la foto del medio, detrás del gran árbol amarillo, está el laboratorio de psicología donde trabaja Marianne. La foto de la derecha es la vista desde el laboratorio. Debajo de esa cancha hay un gran reservorio de agua. Lo hicieron en 1852 después de que Montreal tuviera un incendio espantoso justo cuando su tanque de agua estaba vacío (puntería). Esa cisterna gigante ha tenido un par de accidentes que han causado que corran los ríos colina abajo. Solo espero que mis hijas no hagan como Flood Girl.
.

.
Cada año en otoño, McGill hace una feria de libros usados grandísima, tiene dos pisos. Nos volvemos locas. Marianne, Valeria y yo salimos con una caja llena. Esas bellezas de la foto del medio estaban en la sección de libros raros. Los solté porque costaban $50 y $60, pero les dije lo lindos que son y lo mucho que los quiero.
.

.
La universidad tiene el más ADORABLE museo de historia natural. Se llama Redpath Museum, es espléndido y es gratis. Los niños tienen actividades gratuitas todos los domingos. Aquí el que no culturiza a los hijos es porque no quiere. ¡Hay tantas cosas en esta ciudad! Y hay muchísimas más cosas también en McGill, pero mi caminata fotográfica terminó porque Valeria y yo íbamos al cine. Parece que todos mis photowalks terminan en el cine y es porque probablemente es así. Ponme un ticket de cine en la mano y seré tu mejor amiga. Ese día vimos Joker. No es mi tipo de película y creo que cumple a medias sus promesas, pero si a Joaquin Phoenix no le dan el Oscar es que no hay justicia en este mundo cruel.
.

Mi curso de edición con Lightroom comienza el próximo lunes 11. Dura siete días, es fácil, amigable y ligero. Prometo un antes y después de tus fotos. Prometo amor forever y fuegos artificiales. Lee más aquí.

.
.
.

La entrada Photowalk blandito en McGill University aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/photowalk-mcgill-university/feed/ 31
Photowalk en Westmount (¿ha nacido una serie?) https://www.jackierueda.com/photowalk-westmount-ha-nacido-una-serie/ https://www.jackierueda.com/photowalk-westmount-ha-nacido-una-serie/#comments Sat, 02 Nov 2019 16:38:22 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=55203 Pocas cosas me inundan de felicidad la existencia como salir a caminar por un vecindario lindo de Montreal sin ruta fija, dejándome llevar por las esquinas, las curvas, los jardincitos,...

La entrada Photowalk en Westmount (¿ha nacido una serie?) aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Pocas cosas me inundan de felicidad la existencia como salir a caminar por un vecindario lindo de Montreal sin ruta fija, dejándome llevar por las esquinas, las curvas, los jardincitos, los árboles y el sonido de mis pasos. Me olvido de todos los dramas y ansiedades. Me pongo en modo happy instantáneamente. A veces me acompaña Valeria. Tener una hija fotógrafa con gustos compatibles conmigo es un lujo que me regaló la vida por portarme bien. Otoño es mi época favorita para este deporte porque todo es absolutamente espectacular y además ni me achicharro ni me congelo. Hace poco Valeria y yo nos fuimos a hacer un photowalk en Westmount mientras llegaba la hora de ir al cine. No es difícil encontrar belleza ahí porque es uno de los barrios más acaudalados de la ciudad. Si subes la colina, las casas van siendo cada vez más opulentas. Si paseas por abajo, las casas con más Montreal.
.

.
Todas las fotos son de mi iPhone prehistórico. La luz de la tarde sobre las hojas de otoño le da un baño de gloria a cada pedacito de calle. No sabes a dónde mirar. Los árboles son épicos. Mis pisadas crujen. Suspiros infinitos. Algún día las paredes de mi casa estarán cubiertas de Boston Ivy multicolor.
.

.
El Westmount Park es el corazón del vecindario. Está lleno de movimiento, niños, juegos, deportistas y perritos bellos. Este blanco parecía irreal y se enamoró de Valeria. Junto al parque está la biblioteca pública, el núcleo de la comunidad. Siempre que camino por allí entro un rato a ser feliz. La biblioteca estaba repleta de cosas adorables: niñitos disfrazados que llegaban a una fiesta de Halloween de la alcaldía. Una pequeña sala de cine llena de abuelitas de pelo blanco (no sé qué película vieron, pero estaban todas contentas). Una mesa con un gran rompecabezas para que todo el que quiera coloque piecitas. Gente dibujando en silencio el invernadero que se ve desde los ventanales Ese invernadero victoriano es mi lugar favorito de toda la ciudad, pero lleva como cinco años cerrado.
.

.
La colina con toda la paleta de ocres y naranjas es sublime (foto del medio/arriba). Ya de regreso pasamos por Dawson College. Es la cúpula verde que se ve en la foto de abajo/izquierda. Allí estudió fotografía Valeria y le tenemos cariño. Luego pasamos por un anticuario con la escalera más encantadora del mundo y ese espejo blanco me llamaba jackiiiiie, jackiiiiiie llévame a tu casaaaaa. Lo bueno de ir a pie es que no puedes caer en tentaciones ridículas.
.
Terminamos el día de la mejor forma posible cuando hace frío: con fondue de chocolate y una buena película. Vimos Parasite y nos encantó. Ojalá tenga millones de nominaciones. Es coreana. Corran a verla.

 

Es posible que este sea el comienzo de una serie de photowalks en Montreal. Los voy a compartir en mi story de Instagram y habrá una story destacada que se llamará Photowalks. Así nació este blog en el 2006, con caminatas para descubrir mi nueva ciudad. Trece años más tarde tengo muchas ganas de regresar a eso aunque mi puntería es pésima porque acaba de comenzar el mes más feo del año y luego vienen los meses polares. Vamos a ver qué pasa.

.
.
.

La entrada Photowalk en Westmount (¿ha nacido una serie?) aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/photowalk-westmount-ha-nacido-una-serie/feed/ 21
La Búsqueda del Tesoro 2019: ¡Las ganadoras! https://www.jackierueda.com/la-busqueda-del-tesoro-2019-las-ganadoras/ https://www.jackierueda.com/la-busqueda-del-tesoro-2019-las-ganadoras/#comments Fri, 04 Oct 2019 14:40:10 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=54235 Este es uno de mis momentos favoritos del año y lo voy a empezar con una GRAN disculpa. Nuestro juego anual La Búsqueda del Tesoro terminó el 13 de septiembre...

La entrada La Búsqueda del Tesoro 2019: ¡Las ganadoras! aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Este es uno de mis momentos favoritos del año y lo voy a empezar con una GRAN disculpa. Nuestro juego anual La Búsqueda del Tesoro terminó el 13 de septiembre y me ha tomado veinte días anunciar el resultado. Eso no es bonito ni justo para todas esas personas que con tanto entusiasmo e ilusión participaron en el juego y terminaron puntualmente. Pero no pudo ser antes. Tanto a mí, como a la escuela, como a las personas que estaban valorando las fotos conmigo nos surgió una avalancha de situaciones inesperadas que lo alteró todo. Aunque estábamos viendo las cientos de fotos una a una, haciendo click en cada link, leyendo cada descripción y discutiendo entre nosotros, no podíamos terminar. Pero ya estoy aquí, pidiendo perdón, los quiero mucho, les agradezco su paciencia y espero que sigamos siendo amigos.  Porque es tan bello esto, ustedes son INCREIBLES. Nos hacen viajar por el mundo. Nos contagian inspiración, entusiasmo y positivismo. Me hacen amar la fotografía cada día más.
.

.

¿Qué había que buscar?
En el juego hay que hacer doce fotos de elementos específicos que el buscador del tesoro tenía que encontrar en su ciudad o pueblo. No se trata de fotos preparadas sino de hallazgos.

Repetición
Monocromático
Pasajeros
Desde arriba
Una niña desconocida
Colores en el cielo
Algo que se mueve con el viento

Una bicicleta con cesta
Un espejo
Algo delicioso
Reflejos
Un gran árbol

.

El resultado

Como cada año, para escoger los mejores tesoros tomamos en cuenta la calidad la técnica fotográfica, la captura del mejor instante, la mirada alerta, el sentido estético y la creatividad. Las fotos pueden ser hechas con cualquier tipo de cámara o smartphone. Es la búsqueda del tesoro, así que siempre preferimos legítimos hallazgos. Mil felicidades para todas las personas que completaron sus tesoros y pelearon con Internet para hacer sus mosaicos (lee hasta el final). Gracias de corazón por participar  

 

GANADORA
Irene Mena

¡La GoPro Hero7 es para ella! Me gustan muchísimo las fotos que Irene hizo en Marruecos, Marbella, Madrid y Toledo. Los colores, la composición, la luminosidad, la edición son bonitos. Son fotos que me hablan del verano, de viajar, del aire libre y los momentos inolvidables. Hiciste un trabajo muy lindo, Irene, te felicito. Escríbenos a través de nuestra página de contacto para que te mandemos tu premio.

.

.
.

“Un nuevo mosaico y nuevas emociones compartidas a través de este fantástico juego. Ha sido muy divertido para mi dedicar tiempo de mis vacaciones a buscar tesoros y compartirlo con mi familia, que se divierte tanto o más que yo ayudándome en la búsqueda. Enhorabuena a todos los participantes por compartir tantas fotos asombrosas y por todo el talento que derrocháis. Gracias, Jackie, por crear y mantener este juego. Me encanta el verano por muchas razones y entre ellas, sin duda, gracias a la Búsqueda del Tesoro.”
.

FINALISTAS

Estas son las personas que también merecían ganar y que no ganaron por una pequeña diferencia. Sus tesoros tienen ese “algo” que hizo que volviéramos a ellos por una y otra razón. Algunas son jugadoras recurrentes. Otras son nuevas aquí. Todas son maravillosas. Chicas, ustedes ganaron un cupón del 30% de descuento para usar en la escuela válido por un año. Escríbannos a través de la página de contacto para que lo reciban.
.

Ana pardos corrales

“Este año se me ocurrió “complicar” un poco la búsqueda con tesoros en clave alta, o predominantemente blancos. Algunos los he conseguido, otros menos. Pero el conjunto ha quedado bastante limpio y minimalista, que al final era también el objetivo. :) Para mí, dificultad añadida, puesto que soy mucho de fotografiar colores, colores y más colores, a poder ser saturados y vibrantes. Así que triple reto!”. Qué fabuloso es que te subas el nivel de exigencia a ti misma, Ana. Siempre es mágico tenerte en este juego.
.


.

cristina rubira

“Feliz de haber participado otro año más, los tesoros al igual que el año pasado los he buscado en mi ciudad, pero con la gran diferencia que he podido ir sola a buscar los tesoros cargando con trípode y mochila de cámaras, el verano pasado todavía convaleciente de un ACV necesitaba “porteador” :D. El año que viene espero salir fuera de vacaciones y desde allí hacer las fotos de la edición 2020 de la Búsqueda del Tesoro”. ¡No sabes cuánto me alegro de tu recuperación, Cristina!
.

.

gloria aguado

“Todas las fotos han venido desde Bali, espero que os guste (porque lo he hecho con mucho cariño), y haberos podido transmitir algo de lo que emana esa isla mágica.” Te aseguro que lo transmitiste muy bien, hasta el punto de darme unas ganas salvajes de ir a Bali. Tus fotos tienen un sabor exótico muy seductor.
.


.

nazareth gd

“Éste es el segundo de mis tesoros. Cómo veis, es algo más urbano y de colores más fríos. Son como las dos partes de nuestras vacaciones, una más playera como en el otro mosaico y otra más urbana como en este.” La paleta de color de tu segundo tesoro nos enamoró, Nazareth. Tu doble trabajo valió la pena.
.


.

cecilia angiocchi

“Este año la lista me llegó casi de salida de París, pero tuve oportunidad de rescatar algunas imágenes conseguidas en la ciudad luz, y otras en el resto de mi viaje por distintas regiones de Francia (Alsacia, Provenza, Occitania) y algo en nuestro acercamiento a Suiza”. Gracias por compartir con nosotros tus lindas fotos y llevarnos así de viaje por Francia, Cecilia. ¡Que escenas preciosas!
.


.

Romina Wilson Russell

“Esta es la primera búsqueda que hago y fue de gran motivación para salir a recorrer lugares atípicos de ciudades importantes. Mis tesoros los encontré en Viena, Budapest, Rovinj (Croacia) y en Buenos Aires. Estoy muy feliz de poder compartir mi mosaico con todos ustedes y felicitarlos por tanta creatividad que me inspiró a participar de este maravilloso juego.” Trabajaste superbello, Romina. ¡Hasta una exposición larga nocturna!
.

.

ana de haro

“Un juego adictivo q hace que me mueva fuera de mi zona de confort y me obliga a coger la cámara. Este año todos los “tesoros” son en Barcelona por lo tanto también he disfrutado del recorrido turístico por la ciudad.” Gracias por darnos ese paseo fotográfico espectacular por Barcelona. La foto de las burbujas es mi favorita.

.

Los buscadores

Haz click en sus nombres para ver cada tesoro
.
Abigail DuqueAnais.clic

Angela MGM

Ana De Haro

Ana M

Ana Marín

Ana Pardos Corrales (2)

Angela Gonzalez

Aranzazu Catalán (2) (3)

Babyphotography Madrid

Beatriz Gonzalez

Berta Álvarez (1) (2)

Carolina Pepe

Cecilia Angiocchi

Chaguaceda Fotografias

Chema Jiménez

Cristina Rubira CR

Consy27

Elena

Elena Guillén

Encarni(aika) Cortes

Gaby Elias Norry

Gloria Aguado

Goretti Lasarte

Irene Mena

Itsaso

Juana Mari Moya

Lorena Marquez

Lourdes Valenzuela

Maitechu

Marga Cabello

María Alejandra Muñoz Ricaurte

María Garcia-Gil

María Martinez

María Serrano Basterra

Mariesca

Milagros Sahlén

Mónica de Alba

Mónica Fiuza

Montserrat Menes Diaz

☼ Mrs ☼

M & Pi

Nazaret GD (1) (2) (3) (4) y (5)

Neus Diestre (1) (2)

Noemi Rodriguez

Paz-FDZ

Patico Ramirez

Patty’s Cake Photography

Paula Mulas

PazPhoto (2)

Puri Alvarez (1) (2) (3)

Raquel DS

Rocio Carabias

Romina Wilson Russell

Rosaroigm

Teresa Albb

Silvina Zitto

Sole Picado

Susana RC

Virginia Bolaños Alvarez

Yolanda Martinez Borroel

.

Te escucho

Si quieres proponer temas para la próxima Búsqueda del Tesoro, escríbeme un comentario. Los tesoros tienen que poder ser encontrados en cualquier estación, cualquier país del mundo, con cualquier tipo de cámara y cualquier nivel de destreza. ¿Tienes ideas? 

Además,  los sitios que hemos usado todos estos años para hacer los mosaicos ya no son gratis o no existen así que en el 2020 vienen cambios importantes en el juego para facilitarnos la vida. Estamos jugando este juego desde el 2008 y todo se transforma. Si tienes ideas, bienvenidas sean. Me encanta escuchar las sugerencias de los jugadores.

.

.

La entrada La Búsqueda del Tesoro 2019: ¡Las ganadoras! aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/la-busqueda-del-tesoro-2019-las-ganadoras/feed/ 36
El jardín que nos cambió la vida https://www.jackierueda.com/jardin-nos-cambio-la-vida/ https://www.jackierueda.com/jardin-nos-cambio-la-vida/#comments Mon, 22 Jul 2019 22:38:20 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=53081 Si el título te sonó dramático espera a que leas esta perla: aunque parezca increíble, durante trece años nunca pisé mi jardín. Es un jardín grande a la sombra de árboles inmensos...

La entrada El jardín que nos cambió la vida aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Si el título te sonó dramático espera a que leas esta perla: aunque parezca increíble, durante trece años nunca pisé mi jardín. Es un jardín grande a la sombra de árboles inmensos y yo solo lo veía desde las ventanas.
.

.
Claro que nunca pisé es una exageración. Sí di algunos pasos por allí, exclusivamente para señalar con el dedo las malas hierbas que estaban invadiendo ese sumamente aburrido rectángulo de grama que llamábamos jardín. No había ninguna razón para salir. Hace dos meses no había nada que mirar. Solo un trabajón inmenso. En verano hay que cortar la grama y dedicar miles de litros de agua a tenerla verde. La actividad menos ecológica del mundo. Y, por supuesto, la batalla perdida contra las malas hierbas desde que en Quebec prohibieron los químicos para controlarlas (con razón). Sacar malas hierbas es un trabajo a tiempo completo, horrible y desagradecido. En otoño hay que  rastrillar y recoger docenas de sacos de hojas secas. Cero amor para ese jardín, solo obligación y malgasto de nuestro valioso tiempo libre. Hasta que llegó a nuestras vidas el invernadero.
.

.
Lo instalamos hace un año. Siempre lo había querido, pero solo como objeto ornamental, porque realmente las plantas me importaban muy poquito. Fue amor instantáneo. Fue locura desenfrenada.  El sueño botánico de mi hija Valeria hecho realidad. Levantarnos en las mañanas y correr al invernadero a saludar a las orquídeas, cayenas, cariaquitos, cactus, suculentas y nuestra gran colección de hierbas de cocina. Empezamos a leer y ver videos sobre plantas. Todo lo que me daba miedo o flojera por parecerme tan difícil, empezó a asimilarse. No era tan difícil.  Valeria quiso un tanque para guardar agua de lluvia y usarla siempre para regar. Por primera vez ella y yo estábamos visitando el jardín a toda hora, pero en realidad solo pasábamos tiempo dentro del invernadero, lo demás seguía ignorado. Entonces Valeria tuvo una idea.
.

.
¿Por qué no usamos todo ese espacio abandonado para hacer un huerto? Un huerto. En mi casa. La casa de una mujer que deja morir las plantas de plástico. Tuve que cultivar esa idea en mi cabeza durante un año y regarla para que floreciera. Mientras tanto, comenzó la transformación personal más loca que he experimentado (toda gracias a Valeria). Limpiamos maleza, pusimos buena tierra y plantamos docenas de bulbos de tulipanes, lirios y varias peonías. Los compré por catálogo. Yo, la plant killer, comprando bulbos por catálogo. Luego los meses pasaron, llegó la nieve y a la siguiente primavera yo estaba más que mentalizada. Estaba superlista para ser jardinera.

Me fascina plantas bulbos en otoño porque es como pedirle a la naturaleza que te de una sorpresa ocho meses después. No me esperaba estas bellezas.

Harry no puede creer que ahora paso tiempo afuera. Es que me siento como en un cuento.

.
Tras seis meses de nieve y hielo tuvimos el mayo más frío y lluvioso de la vida, con varias noches bajo cero. Mayo es el mes de la jardinería en Montreal y lo perdimos, pero Valeria y yo teníamos mi estudio lleno de germinadores con las lámparas de todos los escritorios haciendo brotar plantitas. Vimos millones de videos de jardinería en YouTube, compramos revistas, hicimos este lindo curso online, pedimos semillas por catálogo y sacamos libros de jardinería de la biblioteca. Apenas el clima nos dejó estar afuera, Lau y mi papá construyeron tres grandes cajas de cultivo que llenamos con más de cien sacos de tierra y compost. Plantamos vegetales con una ilusión infinita. 
.

Estas fotos son de mi iPhone. He tenidos atormentados a mis seguidores de Instagram con mi nuevo jardín. Ya el rectángulo de grama es otra cosa. Se siente como un mundo entero. Le hicimos un senderito de piedras. Las plantas empiezan a crecer.
.

Se están abriendo mis delphiniums azules
.

Simultáneamente y con muchísima ayuda de mi mamá, quitamos la grama de dos áreas grandes. Remover grama es la tarea más brutal del mundo. Fue salvajemente difícil y la hizo casi toda ella, que tiene 78 años. Eso se llama explotar a los abuelos cuando vienen de vacaciones. Ahí estamos haciendo poco a poco nuestro jardín estilo cottage inglés.
.


.

Es un tipo de jardín que tiene que madurar y establecerse con el tiempo porque su encanto está en la densidad. Se pondrá mucho más bonito en los próximos años (pensamiento positivo), pero en poco más de un mes la transformación es difícil de creer. Está lleno de mariposas, pájaros, abejas y luciérnagas por primera vez en la vida. Los vegetales han aparecido y las flores son un espectáculo. También instalamos una pequeña fuente para atraer fauna y tener ese sonido de agua tan relajante. La ilusión que nos hizo la fuentecita no tiene precio. 
.

El efecto de la jardinería sobre mi ansiedad y mi estrés es asombroso. Es más eficaz que cualquier pastilla. Y comprar más plantas y menos tonterías me hace sentir que soy una persona mejor y más consciente.

.


.
Aún nos queda medio jardín intacto. Mucho trabajo por delante. La jardinería es una ciencia y requiere paciencia y atención, dos cosas escasas en mí. Hay gente que tiene intuición natural para esto. Y hay gente como yo. Me siento humildemente ignorante, sobre todo en cuanto a lo orgánico. Al principio yo le ponía cloro de piscina a la fuente para mantenerla cristalina, ¿se puede ser más animal? Queremos que nuestro jardín sea lo más ecológico posible. En este año hemos aprendido mucho. Somos tan nuevas que cometimos 934923854 errores. Pero es tan, tan, tan bonito despertar cada mañana y, en vez de lanzarme al trabajo neuróticamente, salir feliz al jardín para pasar media hora regando ¡y admirando cada nueva sorpresita!

Si tienes un rectángulo de césped superaburrido y estás acariciando la idea de crear un precioso jardín desde cero -quizás con un huertito- y eres principiante como yo, te voy a dar mis consejos. 

 

tips de una novata total

  • Dedica unos días a pensar en qué tipo de jardín quieres. Aunque sea pequeño, puedes darle un estilo: ¿Formal y estructurado como los franceses? ¿Zen y minimalista? ¿Denso, informal y pastel como un English cottage? ¿O un jardín xerófilo lleno de rocas, cactus y grandes suculentas? Define el estilo que te gusta porque de eso depende la elección de las plantas, la paleta de color y los accesorios ornamentales.
  • Haz un dibujo para planificar tu jardín. Valeria y yo pasamos una tarde en eso y fue divino. Debería escanearlo, es coqueto.
  • Averigua cuál es tu zona de rusticidad (hardiness zone) para saber qué plantas van a sobrevivir el clima de tu ciudad. Eso es básico. Montreal es zona 5 así que no puedo sembrar un limonero que es zona 10.
  • Cuando compres una planta, guarda la etiqueta que trae donde dice el nombre y su información. Busca en Google para leer más sobre ella. En YouTube seguro hay videos sobre esa planta específica. Toma notas. Hazte una playlist. Suscríbete a un canal. Con el tiempo no vas a necesitar recurrir a los apuntes, pero al principio sí. 
  • Para flores, elige plantas perennes. Este verano todo mi dinero fue para plantas que siembro esta vez y vuelven a germinar cada primavera o se propagan ellas mismas (como las alceas y las dedaleras). Las anuales son preciosas, pero esas solo las pongo en unas macetas para decorar la entrada de mi casa.
  • Busca un buen manual de jardinería. Hay tres libros que estoy usando mucho. Dos son manuales para cultivar vegetales y otro es sobre jardinería general. Lo importante es que son específicos para Canadá. Tenemos un clima helado y me frustra leer sobre plantas espectaculares que solo se dan en California o en España. Uno lo compré usado, el otro en la librería y el otro es de la biblioteca pública.
  • Si tu ciudad tiene jardín botánico, visítalo. Cuando te guste una planta, tómale una foto y también a su identificador. Así podrás buscarla para ver si la tiene tu vivero local. Tendrás más éxito si cultivas cosas que se dan naturalmente en tu zona. 
  • El sitio web de tu jardín botánico o de la asociación de jardinería de tu ciudad puede ser tu mejor amigo. Yo lo amo y me quiero casar con él. También dan talleres y tienen newsletter.
  • El dueño del vivero puede ser tu segundo mejor amigo. Pregúntale todo sobre la planta que estás comprando. Y si quieres cierta plantita específica, pregúntale si la puede traer para ti. Yo vivo al lado de una gran vivero y exprimo esa situación al máximo.
  • Pide ayuda a tus amigos jardineros. No solo te van a dar consejos útiles sino que pueden darte “hijitos” de sus plantas para que los hagas crecer en tu jardín. Win-win.
  • Si se puede, que tu jardín tenga agua. Puede ser un estanque con peces y nenúfares o puede ser un simple bol de concreto. La diferencia que hace eso en atraer vida silvestre es impresionante. Nosotras siempre quisimos un estanque con goldfish, pero es bien complicado que no se congele en invierno así que no nos hemos animado.
  • No le tengas miedo al huerto. Puedes empezar cultivando algo fácil como tomates cherry en macetas. Es superemocionante. 

.

Cajas de cultivo – raised beds

Si quieres hacer cajas de cultivo como las nuestras (es FACIL) ve a una tienda de materiales de construcción o aserradero y compra tablas no tratadas (es decir, de madera virgen, sin químicos) de cedro o de otra madera bien resistente a los embates del clima. Dales las medidas para que te las corten. En Canadá las cortan gratis en Rona y Home Depot. Luego las armas en una tarde. Es mil veces más fácil si pones los tornillos con un taladro eléctrico. No llevan madera en el fondo. Lo que pusimos es tela negra aislante de jardinería, pero puedes poner también cartón común (de cajas, por ejemplo). Busca en YouTube videos de how to make raised beds.  Las nuestras miden 180 cm de largo, 90 cm de ancho y 31 cm de profundidad. Nosotros no sabemos hacer nada y las hicimos en un pestañeo. No vale la pena contratar gente o comprar kits prefabricados ($$$). Para llenar nuestras tres cajas usamos unas cien bolsas de tierra orgánica y compost.  Mi marido tiene más músculos ahora.

.

Nuestras plantas

En el huerto tenemos papas, calabacines, tomates, pimentones, remolachas, berenjenas, coles rizadas, zanahorias, moras, chiles, albahaca, perejil, cilantro, romero, mental, fresas, tomillo, orégano y salvia. Con casi todo nos ha ido bien. Fracasamos con los rábanos y el calabacín.

En el jardín tenemos lavandas, dedaleras, clemátides, hiedras, hortensias, verónicas, delphiniums, salvias, salvias rusas, alceas, hortensias, lirios, clavelinas, achilleas, cosmos*, zinnias*, geranios*, lupinos, tulipanes, peonías, lilas y hostas. Valeria tiene, además, un bosquecito de girasoles gigantes. Próximo año: rosas trepadoras.

(*Estas plantas son anuales, es decir, que sus raíces no sobreviven al invierno canadiense).

 

Todavía tenemos mucho por aprender. Siento que estoy de nuevo en la universidad. Esto es bueno para mí, bueno para Valeria que ya prácticamente vive en el jardín, bueno para los gatos que no pueden creer que ahora salimos. Bueno para toda la familia, porque este ha sido un proyecto familiar de tres generaciones y ese tiempo juntos vale oro.

¿Algún lector jardinero?
¿Algún blog o cuenta de Instagram que me quieran recomendar?

 

 

 

La entrada El jardín que nos cambió la vida aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/jardin-nos-cambio-la-vida/feed/ 83
Mi regalo de cumpleaños https://www.jackierueda.com/quebec-mi-regalo/ https://www.jackierueda.com/quebec-mi-regalo/#comments Wed, 08 May 2019 22:30:50 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=50648 Mi cumpleaños fue el 15 de marzo. Han pasado casi dos meses, pero mi autoregalo fue un viaje inolvidable y relámpago con Marianne y merece el relato. Mis cumpleaños me dan...

La entrada Mi regalo de cumpleaños aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Mi cumpleaños fue el 15 de marzo.

Han pasado casi dos meses, pero mi autoregalo fue un viaje inolvidable y relámpago con Marianne y merece el relato. Mis cumpleaños me dan mucha ansiedad. No por hacerme más vieja (aunque no sería malo hacerme más joven) sino por la atención. Me da estrés al infinito recibir llamadas, facetimes, skypes y mensajes. No tengo una explicación racional para eso. Sería deprimente que nadie en el mundo supiera que es mi cumpleaños, ¿verdad? Mi mamá siempre me recuerda que la gente me felicita porque me quiere. Pero quisiera pasar ese día lo más desapercibida posible. Ya sé que no es normal, pero es real. Y aunque irme de Montreal no soluciona nada porque Internet va pegada a mí como un chicle, me desconecté de todo y fue genial. Marianne y yo nos fuimos en tren a la bellísima ciudad de Quebec.

Tomamos el tren desde Montreal un jueves de invierno cargadas de revistas, música y chocolates. El viaje fue relajante. Todo estaba cubierto de una capa inmensa de nieve cremosa como nata recién batida. Canadá blanca y helada es un sueño y durante esas horas la disfruté con suspiritos. Al llegar a Quebec dejamos las cosas en nuestra habitación del Chateau Frontenac y fuimos a comer a Petit Chateau, justo al lado. Pedimos la raclette vegetariana y disfrutamos de la obscenidad que es ver el queso derretirse lentamente bajo la lámpara. Nosotras podemos vivir de solo queso y es terrible porque queremos dejar los lácteos por amor al planeta.
.

No tengo ninguna foto gloriosa, todas las de este post son de mi iPhone y en contra de la naturaleza.

.
Luego fuimos a caminar. Tuvimos un clima horroroso. Hubo una subida repentina de temperatura y se fue convirtiendo en un pantanal marrón. Pozos de lodo espeso por todos lados. Además, estaba muy oscuro y llovió fuerte prácticamente todo el tiempo. Nunca me había alegrado tanto de no llevar cámara. No puedes llevar la cámara a un apocalipsis zombie.

Marianne escucha podcast sobre historias paranormales y leyendas de miedo. Yo soy fan del true crime y de los audiodramas de suspenso. Era de noche, estaba lloviendo, las tiendas habían cerrado absurdamente temprano (¿por qué, Quebec?) y las dos íbamos por esas calles antiguas contándonos el último podcast la una a la otra y nos autoinducimos pavor. Lo recuerdo y se me paran los pelos del brazo. De paso, había personas con aspecto de cadáver escondidas en las esquinas oscuras. Eran actores del ghost tour esperando los visitantes. No gracias.

Habíamos planeado para esa noche unos cocteles y nadar en la piscina tibia del hotel, pero las camas de la habitación nos abrazaron de tal manera que terminamos empijamándonos y cenando papitas Pringles del minibar. Fue delicioso.

Al día siguiente era mi legítimo cumpleaños y queríamos un desayuno especial. En el hotel no podía ser porque un huevo costaba 40 dólares. Pero resulta que había una tormenta y, además, por alguna misteriosa razón todos los restaurantes de la zona estaban cerrados (¿por qué, Quebec?). Buceamos bajo la lluvia torrencial helada hasta que encontramos un sitio abierto en la Rue Champlain. En Cochon Dingue comimos unos huevos benedictinos épicos.
.

.
La lluvia se hizo más ligera y dimos un paseo hasta la Maison de la Littérature, una de las bibliotecas más bellas que he visto. En los años cincuenta el 95% de la población de la provincia de Quebec iba a misa y ahora solo va el 5%. Por eso unas 550 iglesias han sido transformadas en teatros, condominios, museos, aulas y bibliotecas.  Esta casa de la literatura tiene que ser la remodelación más linda de todas. Marianne y yo nos sentamos un rato a beberla despacito y en silencio. Si yo viviera en Quebec City me tendrían que sacar de ahí con el ejército.

Nuestro siguiente destino fue el Musée National de Beaux Arts para ver la bienal. Me enamoré de la nueva ala diseñada por Shohei Shigematsu con esas escaleras y ese ascensor dorado gigante. El edificio tiene más de dos años y yo no lo conocía. Nuestras piezas favoritas de la bienal fueron las exquisitas fotos de Meryl McMaster.
.


.
En la tienda nos compramos anillos de plata idénticos de recuerdo. Después de ver el museo de arriba a abajo nos fuimos a comer. Queríamos ir a un sitio italiano muy pintoresco porque lo conocíamos y bajo la lluvia no podíamos explorar, pero estaba cerrado (¿por qué, Quebec?). Entonces entramos al restaurant que quedaba literalmente al lado y nos comimos la mejor pizza de champiñones de nuestra vida. Luego paseamos un rato más y tomamos el tren de regreso a Montreal.

La tienda del museo y una exhibición para niños sobre arquitectura.

.
Antes de que alguien piense que elijo a una hija para esto y a otra hija para aquello, quiero decir que siempre quiero estar con las dos hijas, pero por lo general una no puede. En este caso Valeria se quedó en casa y su revancha llegó un mes más tarde cuando fue conmigo a Boston y Marianne no. Gracias por los comentarios tan adorables en ese post de Boston. Leerlos me motivó a escribir hoy sobre Quebec City y al hacerlo reviví el viaje y me sentí superfeliz.
.

Si tienes alguna recomendación de podcast para nosotras ¡adelante! Pueden ser en inglés o español. Y si a alguien más le dan ansiedad los cumpleaños que me lo diga para no sentirme tan bicho raro.

.
.

La entrada Mi regalo de cumpleaños aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/quebec-mi-regalo/feed/ 47
Boston: Lluvia de magnolias https://www.jackierueda.com/boston-en-primavera/ https://www.jackierueda.com/boston-en-primavera/#comments Thu, 25 Apr 2019 23:32:35 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=49474 El blog ha sido resucitado. Por hoy, al menos. . . Abandonar el blog debe ser una especie de maniobra de autodestrucción porque publicar aquí ha sido desde el 2006...

La entrada Boston: Lluvia de magnolias aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
El blog ha sido resucitado. Por hoy, al menos.
.

.
Abandonar el blog debe ser una especie de maniobra de autodestrucción porque publicar aquí ha sido desde el 2006 una de mis mayores fuentes de felicidad en la vida. Las cosas evolucionan, se transforman y te llevan por otro camino. A mí a veces, más que llevarme por otro camino, me arrastran como si fuera una bolsa plástica en la autopista. Escribo las historias en mi mente, pero rara vez llegan aquí. Creo que la razón principal para autosabotearme es que este blog es más que nada sobre las cosas buenas y positivas de mi vida en Montreal y me da vergüenza escribir sobre eso mientras mi país, Venezuela, se precipita por el abismo que parece no tener fin. “¡Hola! Aquí están las florecitas de mi primavera” es tan cruel. Pero la realidad es que esta es mi vida desde hace casi catorce años, la fotografía es mi trabajo y aquí están las florecitas de mi primavera.
.

.
Es la primavera de Boston a la que vamos casi cada año cuando Lau corre el maratón. Viajo a lugares increíbles en el mundo y no escribo nada,  pero cada vez que voy a Boston lo publico en el blog. Quizás es porque me ponen tan feliz esos árboles. O porque la primavera de Montreal tarda mil años en llegar y esto es como que te den los regalos de Navidad en noviembre. Por lo general en Boston hago caminatas infinitas con Valeria mientras Lau corre o hace actividades relacionadas con la carrera. Siendo fotógrafas las dos es divino ir juntas porque nos mueve el mismo interés, nos gustan los mismos sitios, esperamos la misma luz.

Casi siempre empezamos en el Public Garden. Es uno de los parques más románticos que he encontrado en mis viajes: sauces, fuentes, estanque con botes-cisne, un puente celeste, estatuas, verjas de hierro forjado y docenas de cerezos que florecen en abril. Siempre estamos allí muy temprano, poco después del amanecer, así que tenemos el parque casi para nosotras solas. Cada vez que vamos Valeria recuerda que hace como diez años le conté ahí El Exorcista. No fue uno de mis momentos más brillantes como madre, pero lo que no te mata te hace más fuerte. Desde el parque nos encaminarnos a la Commonwealth Avenue para fotografiar magnolias y jugamos a elegir la casa que queremos comprar en nuestra próxima vida, cuando seamos millonarias y Trump se haya muerto.
.

Valeria en Tatte Bakery & Café

.
El post tiene muchas fotos de flores, pero en realidad voy a hablar más que nada sobre comida. El día de la carrera, mientras Lau corría 42 kilómetros, Valeria y yo desayunamos tres veces. El primer desayuno fue algo normal en el hotel: huevos, bagel, avena, fruta. El desayuno número dos fue en la preciosa chocolatería L.A. Burdick de Claredon Street. El chocolate caliente de ese lugar te unta de terciopelo la vida. Cientos de fotos más tarde volvimos a desayunar en la Tatte Bakery and Café de la calle Charles, en Beacon Hill. Lo ideal es pedir shakshuka, pero era nuestro tercer desayuno y no me cabía. Todo es delicioso. En los dos sitios había cosas ricas sin gluten para Valeria y eso es siempre un triunfo. Después de comer ahí estuvimos curioseando las tiendas de antigüedades de esa calle (Valeria es fan) y no compramos nada porque todo era $$$$$$$$, pero estuvimos irracionalmente tentadas.
.

.
En este viaje comí en tres sitios que no había conocido antes. En la calle Newbury hay una heladería pequeñita que se llama I-ce-ny especializada en rolled ice cream tailandés. Es tan rico que yo, que no son fan de los helados y mucho menos de hacer colas, esperé más de cuarenta minutos y al día siguiente lo volví a hacer. El que probamos es de taro con coco rallado, mochi y leche condensada por arriba. No hay palabras. Y no hay fotos tampoco porque me comí el helado como una salvaje.


.
Otro sitio bellísimo es Terra, un restaurant italiano decorado con tema botánico. La comida no me cambió la vida, pero estuvo muy bien, nos gustó y el sitio es tan bonito que hace que todo sepa a gloria. Queda en en tercer nivel de Eataly Boston, un mercado de alimentos italianos para volverse loco. Lo hay en varias ciudades de Estados Unidos. Gelato, pizzas, quesos, salami, paninni, cannoli, pastas … si te gusta la comida italiana corres el riesgo de perder la razón. Yo la perdí y me compré una gran colomba de almendras y naranja que me comí sola. Sola.
.

Terra, fotos bien malas de mi iphone.
.

.
Esta vez en Boston caminamos por la orilla del río Charles y nos sentamos en el muelle con los pies colgando mientras veíamos los veleros cruzar frente a nosotros. Fuimos al Boston Fine Arts Museum y vimos tres exposiciones fabulosas. Mi favorita fue la de la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide. Paseamos por el Emerald Necklace y volvimos a recorrer una vez más la Beacon Hill. Un momento cero glamour fue cuando Valeria y yo nos quedamos dormidas dentro del carro en un estacionamiento público. Nos despertamos dos horas después y no sabíamos ni dónde estábamos. Creo que hasta babeamos. En nuestra defensa, había una tormenta terrible, hacía frío y teníamos mantitas suaves.
.

Fotos de mi iPhone: 1) Citrus & Salt 2, 3, 7, 8) Boston Fine Arts Museum 3) Public Garden 5) Acorn Street 6) Newbury Street

.
El tercer sitio delicioso donde comimos y que ahora se ha convertido en mi obsesión es Citrus & Salt. Es un restaurant mexicano muy bello donde las porciones son pequeñas para que puedas probar muchas cosas y compartirlas. Pedimos frozen margaritas y seis platos que estaban tan asombrosamente divinos que Valeria dijo que vale la pena ir a Boston solo para comer ahí. Nuestra última comida fue en el restaurant del museo de bellas artes, contra todo pronóstico, fue deliciosa. Tuvimos mucha suerte gastronómica.

Lo único que no me salió bien en este viaje es que Marianne no pudo venir. Por distintas razones nunca puede venir a Boston. Y no pude ir al Isabella Stewart Gardner Museum porque estaba cerrado. Dos excusas perfectas para regresar pronto. (y comer otra vez en Citrus & Salt)

Me siento bien de haber tomado un par de horas para hacer este post. Cuando me preguntan en Instagram si voy a escribir en el blog sobre lo que hago en un viaje me dan unos remordimientos de conciencia grandísimos por no hacerlo. Gracias por presionarme. Ahora me dan ganas de contarles el viaje relámpago que hice con Marianne para celebrar mi cumpleaños, pero esa es otra historia

.

PD: Si eres una de las 400 personas que me dejaron de seguir en Instagram el día en que publiqué en mi story lo que está pasando en Venezuela, no tienes corazón y yo tampoco te quiero. Estoy segura de que vives en un país con democracia, seguridad, alimentos, medicinas, agua y electricidad.

.

.

La entrada Boston: Lluvia de magnolias aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/boston-en-primavera/feed/ 77
Y mil años más tarde: las mejores fotos de Navidad https://www.jackierueda.com/las-mejores-fotos-de-navidad/ https://www.jackierueda.com/las-mejores-fotos-de-navidad/#comments Fri, 25 Jan 2019 01:23:34 +0000 https://www.jackierueda.com/?p=47954 Mi colección de pinitos sobre la chimenea y nuestra mesa de Navidad este año. . Cuando ya todas las personas olvidaron la Navidad, quitaron las decoraciones y adelgazaron los kilos, vengo yo...

La entrada Y mil años más tarde: las mejores fotos de Navidad aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
Mi colección de pinitos sobre la chimenea y nuestra mesa de Navidad este año.

.
Cuando ya todas las personas olvidaron la Navidad, quitaron las decoraciones y adelgazaron los kilos, vengo yo con un post navideño. Esto ha sido así desde el 2008 así que no sé por qué todavía me autoescandalizo. Siempre espero a que en España pase el Día de Reyes para traer un resumen de las fotos de La Vuelta al Mundo, pero a veces se me hace extratarde porque viajo. Esta vez mi viaje fue a Japón y regresamos hace una semana, pero fui azotada por los síntomas más salvajes de jet lag combinado con gripe y me sentí por muchos días como un bolsa de plástico arrastrada por el viento. En estado 100% zombie. Como si tuviera el cerebro parcialmente anestesiado, sin poder digerir comida ni información. No sé si a alguien le ha pasado. Yo no tenía idea de que el jet lag podría ser literalmente como una enfermedad. Ya soy persona de nuevo y feliz porque tengo la escuela llena de gente en los cursos y eso me inyecta una dosis de ilusión resucitadora. Pido disculpas por no haber escrito este post antes. Me declaro sumamente culpable de impuntualidad.

Muchísimas gracias

por haber compartido todas esas cientos de fotos adorables en Instagram y Flickr para La Vuelta al Mundo. La Navidad es mil veces más Navidad cuando la veo al rededor de planeta y a través de sus ojos. Me fascina ver los preparativos en cada casa, hechos con tanto cariño. Es como si me dieran un abrazo por dentro.
.

.
Y las mesas preparadas para consentir a la gente querida. Poner la mesa es una de mis cosas favoritas en las celebraciones, así para mí ver las mesas de otras familias es como una obsesión secreta.
.

.
A mi hija Valeria y a mí solo nos da por la repostería en diciembre. Este año pasamos el 24 completo horneando tres tipos de galletas divinas porque queríamos hacerle un regalo comestible a nuestra vecina que acababa de quedarse viuda (con tres hijos). Hicimos galletas de coco y chocolate, de naranja y arándanos y de chocolate, avellanas y marshmallows. Hicimos tantas que tenemos dos cajas llenas en el congelador. No sé por qué universalmente la gente hornea tanto en Navidad, pero en La Vuelta al Mundo ¡vimos obras de arte!
.

.
¿Y las fotos de mascotas? Ohhh ¡las mascotas! Necesito amapuchar a todos estos animalitos que se portaron tan bien posando ♥ ♥ ♥
.

Tengo debilidad por las fotos urbanas. Me pone contenta ver todas esas ciudades iluminadas Este año no disfruté Montreal por estar trabajando y cuando llegamos a Tokyo ya habían quitado la Navidad, así que quedé con déficit festivo.
.
.
Y lo mejor son los verdaderos dueños de diciembre, los pichurritos consentidos. Veo estas fotos y quiero enconger a mis hijas a este tamaño.
.
.
Entonces, viendo lo visto, entre tantas fotos bonitas ¿cómo elegir una para darle de premio la cámara Fuji Instax Mini? Es estratosféricamente difícil porque hay muchísimas fotos que merecen un premio por una razón o por otra. Lo que hice en este caso es hacerle caso a mi corazón que latía un poquito más rápido cada vez que mis ojos se topaban con la misma imagen. La elegida es esta:
.

La foto ganadora es Miguel in the lightning tent de Karolinabat

Lo que más me gusta de esta es la expresión lindísima que supo capturar en ese niño inmerso en el ambiente festivo, la presencia de la ciudad iluminada y la dificultad extra de hacer la foto nocturna. Técnicamente está muy bien porque, a pesar de todos los elementos llamativos, Miguel es el protagonista. Además, la edición es bonita. Felicidades, Karolina, por esta foto! Escríbenos a través de la página de contacto para darnos tu dirección.
.

Muchas gracias a todos los que participaron tanto en Flickr como en Instagram con nuestro hashgtag #juegolvm. Regreso pronto al blog con lo que más me gustó de mi viaje a Japón. Mientras tanto, el sitio donde estoy siempre activa es Instagram. Nos vemos allá

¡Espera pronto un nuevo juego fotográfico!

.

.

La entrada Y mil años más tarde: las mejores fotos de Navidad aparece primero en Jackie Rueda.

]]>
https://www.jackierueda.com/las-mejores-fotos-de-navidad/feed/ 39